Sweatcoin te paga (poco) por andar a cambio de tus datos (muchos)

Esta app te paga (poco) por andar a cambio de tus datos (muchos)

Imagen de Mabel Amber en Pixabay

Hacer deporte se ha convertido, para algunos de nosotros, en un verdadero suplicio. Nos pasamos el día recorriendo de arriba a abajo cuentas de Instagram en busca de una motivación sólida que nos anime a apuntarnos a esto de la vida sana y, aunque encontramos varias, tardan demasiado poco en desvanecerse. Pero que nadie se preocupe, porque si hay algo que sobra en la vida para hacer cosas son motivos y Sweatcoin ha sabido encontrar uno que, a priori, parece estimulante. Cobrar y recibir premios por andar. Pero no todo es tan bonito como parece. Nadie logrará hacerse rico gracias a esta app que, además, solicita una gran cantidad de datos personales a los usuarios. ¿Estarías dispuesto a poner en juego tu privacidad por un poco de dinero virtual?

¿Tus pasos valen oro? ¿o son tus datos?

Después de convertirse en la app de salud y fitness más descargada en EE.UU, Alemania y Reino Unido, Sweatcoin ha aterrizado en España con la intención de invitar a los usuarios a salir a la calle. La app está disponible tanto para Android como para iOS y otorga a quien se la descargue 0,95 sweatcoins de bienvenida.

La cosa tiene truco y no penséis que por llevar el móvil encima mientras hacéis las tareas de la casa o recorréis una tienda de ropa ya es suficiente. Sweatcoin solo funciona en exteriores (por aquello de que nos tiene que dar el aire fresco) así que tendréis que activar el GPS para que pueda identificar vuestro recorrido y recompensaros debidamente. Aquí nos salta la primera alarma ante el uso que se pueda hacer de nuestra geolocalización.

Sweatcoin. Google Play

No es oro todo lo que reluce

Como ya os hemos dicho, no es oro todo lo que reluce y Sweatcoin requiere acceso a una enorme cantidad de información personal que pone en riesgo la privacidad de los usuarios. Para activar la cuenta será necesario agregar un número de teléfono al que se enviará una verificación. También nos vemos obligados a rellenar varios campos sobre nuestra identidad y cuentas de correo personales. Todos estos datos se comparten con terceras empresas, tal y como afirma la aplicación en su política de privacidad, por lo que a nadie debería extrañarle que comiencen a llegarle ofertas y promociones a través de la bandeja de entrada de su email. Además de toda esta información privada, Sweatcoin pedirá a los usuarios el correspondiente permiso para acceder a su agenda de contactos. Como véis, se enteran de todo.

La suscripción marca las ganancias

Las ganancias diarias se encuentran delimitadas por el tipo de suscripción que tengáis. Para comenzar la andadura (y nunca mejor dicho) en esta app, tendréis disponible un modo gratuito bautizado como Mover que os permitirá ganar un máximo de 150 sweatcoins al mes. Si esta modalidad se os queda corta, podeis seleccionar los modos Shaker con 300 sweatcoins mensuales, Quaker con 450 o Breaker con 600. Próximamente se creará un “supermodo” llamado Trouble Maker cuyas ganancias aún no se han estipulado.

Sweatcoin. Google Play

¿Y cómo cobro?

Cuando ya hayáis reunido una cantidad considerable en monedas virtuales, se os ofrecerán varias posibilidades. Una de ellas es canjear vuestros sweatcoins por premios que van cambiando en función de la disponibilidad. Si lo que os gusta es el efectivo, tendréis que recurrir a la ya conocida plataforma Paypal. Siendo realistas debemos reconocer que nadie se hará rico gracias a sus pasos y que la intromisión en la información personal de los usuarios no convence en absoluto. Quizá sea mejor seguir buscando motivos para apuntarnos a esto de la vida fitness.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *