Cheerfy, sugerencias de un chef virtual en restaurantes offline

Cheerfy, sugerencias de un chef virtual en restaurantes offline

Ir a un restaurante es toda una experiencia en sí misma. Desde el momento en el que, con una extraña alegría, te debates entre pizza o paella hasta el instante en el que (si tienes suerte) te obsequian con un digestivo.

Aunque toda la vida nos hemos conformado con la carta y, en todo caso, las sugerencias del chef que de personales tienen más bien poco, la tecnología nos permite seguir avanzando, con el objetivo de que salir a comer sea, cada vez, más especial. Precisamente por eso ha nacido Cheerfy, una startup española que se fundó hace tres años y que busca ofrecer al cliente una experiencia hecha a su medida.

El objetivo de Cheerfy es que los responsables de los distintos negocios negocios conozcan los gustos y preferencias de sus clientes y que, con sus propuestas, puedan adelantarse, sorprender y fidelizar incluso a los más exigentes.

«Hola amigx, hoy tenemos pasta con mucho queso, como a ti te gusta»

Sin utilizar ninguna app, Cheerfy ha desarrollado una solución completa y muy poco intrusiva que permite a los clientes recibir recomendaciones y regalos. El registro se realiza a través de canales como una red Wi-Fi del local, las redes sociales o incluso códigos QR que se encuentran en el empaquetado de los productos. Una vez realizado el registro, es necesario rellenar un cuestionario que recoge nuestras preferencias y teléfono. A partir de aquí, los restaurantes pueden empezar a hacernos propuestas diferenciadas adaptadas a nuestros gustos y preferencias, tratando así de mejorar la experiencia del cliente.

Restaurantes cada más tecnológicos

Además de utilizar servicios cada vez más personalizados para satisfacer a los clientes, muchos restaurantes han apostado por la robótica. Por ejemplo, Spice es el primer restaurante robótico del mundo, ubicado en Boston y creado por cuatro graduados del MIT. La cocina robótica puede elaborar hasta 200 comidas por hora, casi el mismo número que en los restaurantes de comida rápida convencionales.

Los dos motivos principales por los que muchos apuestan por restaurantes totalmente automatizados son la alta productividad y el bajo coste. La tecnología se ha abaratado de forma considerable en los últimos años y los robots son capaces de realizar un gran número de tareas de forma eficiente y veloz. Los comensales ya pueden pedirle una cerveza o un vino a un camarero robot en países como China, Japón, Estados Unidos y, por lo que parece, muy pronto España se unirá a esta lista.

La adaptación tecnológica de los restaurantes y establecimientos hosteleros es una realidad cada vez más palpable. Los restaurantes españoles se están reinventando, ya no importa solo la calidad de la cocina y el diseño del local, el uso inteligente de las nuevas tecnologías es también un factor importante en su competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *