5 motivos por los que el nuevo Galaxy A8 merece la pena

5 motivos por los que el nuevo Galaxy A8 merece (y mucho) la pena

Los teléfonos de serie más básicos suelen decepcionar. Porque la cámara no da la talla en desempeños básicos, porque a poco que ejecutes un puñado de aplicaciones comenzarán las ralentizaciones y los dolores de cabeza. 

Por su parte, los topes de gama también tienen sus pegas: buscas la excelencia, pero lo mejor es una meta un tanto utópica en un mercado que evoluciona a pasos agigantados. En apenas tres meses será solo un eslabón en una gran cadena de teléfonos muy caros, muy buenos, pero ya no tanto.

El usuario poseedor de un gama media suele salir ganando: se encuentra con un teléfono que no le va a dejar colgado durante al menos los primeros dos años. Además, cuenta con configuraciones propias de la gama alta. Sin embargo, no tiene que sacrificar prestaciones clave ni pagar un dineral.

¿Y a qué llamamos gama media? A teléfonos como el nuevo Galaxy A8. El precio no es un problemapuedes hacerte con él con Orange por 16,95€/mes— y sus acabados son propios de la gama más alta.

MÁS PANTALLA, MÁS RESOLUCIÓN

Pensemos en una pantalla Super AMOLED de 5,6 pulgadas, con unos niveles de color y brillo orgánicos y profundos. Pensemos también en una resolución 2K, es decir, 2.220 x 1.080 píxeles. Y pensemos en una de esas pantallas full view propias de los teléfonos más altos del mercado.

Todo eso lo ofrece el Galaxy A8, cómodo de manejar gracias a su relación de espacio entre cuerpo y pantalla, dentro del nuevo estándar 18:9.

DOBLE CÁMARA, TAMBIÉN FRONTAL

La industria fotográfica se transformó completamente cuando los móviles se convirtieron en los actores principales. Tomaron protagonismo en portadas de revistas, en pequeños cortometrajes y en eventos profesionales.

La del Galaxy A8 es una cámara de 16 megapíxeles con apertura f/1.7. Nos basta para captar panorámicas en gran angular y absorber toda la luz de las escenas. Pero su punto fuerte radica en esa mal denominada “cámara selfie”, una dual frontal de 16 megapíxeles + 8 Megapíxeles y apertura f/1.9, con un logrado efecto bokeh (desenfoque) natural.

¿Desde cuándo la tendencia es construir mejores cámaras delanteras que traseras? Sí, es el primer teléfono de Samsung que apuesta por ello. Esta doble cámara recopilará más datos, perfecto para lograr mayor nitidez y profundidad en las escenas.

LA IMPORTANCIA DEL DISEÑO…

El diseño se convirtió en un elemento cardinal en el momento que adquirimos cierta autoconsciencia de nuestros teléfonos móviles. El mundo de la moda caló en esos pequeños gadgets. Así fue cómo las fundas y los colores pasaron a ser elementos diferenciales. Después llegaron los materiales de fabricación y los acabados “premium”.

El citado Samsung Galaxy A8 cuenta con diseño metálico, lámina de vidrio frontal y trasera, diseño compacto con pantalla sin marcos, resistencia al agua y polvo —cuenta con certificación IP68, lo que se traduce en «fuerte protección contra el polvo y contra chorros directos de agua»—.

… Y DEL ALMACENAMIENTO

Otro punto fuerte en el nuevo Galaxy A8 es su almacenamiento. Durante el último año hemos visto que algunos productos de la gama alta han dado la espalda a las tarjetas microSD en favor de un almacenamiento nativo muy amplio y seguro. Pero esa no deja de ser otra forma de congelar opciones. Y el usuario siempre debería tener la última palabra.

El Galaxy A8 se comercializa de base con 32 GB ampliables vía Micro SD de hasta 256 GB. Tal vez no sea una gran base, teniendo en cuenta que con el sistema operativo actualizado apenas quedarán 8GB libres, pero al menos sí permite ampliar exponencialmente para guardar vídeos y fotos.

NO IR A LA ÚLTIMA NO SIGNIFICA NO ESTAR PREPARADO

El Samsung Galaxy A8 llega al mercado con el sistema operativo Android 7.1.1 (Nougat). Y ya se sabe lo que se dice: existiendo Oreo, la nueva versión de Android, todo lo anterior parece no tener cabida.

No siempre es así, como ya han demostrado otros terminales como los últimos LG. El Galaxy A8 también quiere sacudirse este mito: el teléfono está siendo actualizado y además demuestra una competencia igual o superior a otros terminales con Oreo nativo. En este caso, el Galaxy A8 opta por la última capa TouchWiz del fabricante.

Dentro del apogeo tecnológico, el Galaxy A8 se antoja un punto intermedio bastante solvente, con procesador Exynos 7885 de ocho núcleos y GPU Mali-G71. Además, cuenta con lector de huellas, carga rápida mediante el Adaptive Charging de Samsung y una batería de 3.050 mAh que aguantará un día completo de batalla. No necesitamos mucho más.

En Nobbot | Cómo elegir tu smartphone ideal y no equivocarte

Imágenes | Samsung