Más ordenador y menos televisión para reducir el riesgo de demencia

ancianos y demenciaEl sedentarismo se asocia con mayor riesgo de demencia, entre otras enfermedades, y para evitarlo no solo hay que mover el cuerpo sino también el cerebro.

Es una de las conclusiones de un nuevo estudio, publicado en PNAS que investiga la relación entre sedentarismo y demencia analizando la salud mental de 146.651 mayores, con una media de edad de 64,5 años cuando empezó el estudio, durante más de una década.

Los resultados confirman que, si se controlan otras variables como sexo, enfermedades previas, tabaquismo, edad, etc.), la actividad física reduce la posibilidad de desarrollar cualquier tipo de demencia. 

Sin embargo, y esto aporta una perspectiva original, las tareas que se realizan cuando no hay actividad física afectan de manera distinta a la erosión de las funciones cerebrales. Así, tal como señala en estudio, un sedentarismo cognitivamente pasivo se asocia con un mayor riesgo de demencia, mientras que en otro cognitivamente activo sucede lo contrario.

más casos de demencia frente al televisor

En concreto, los investigadores han detectado un aumento de la probabilidad de sufrir demencia en las personas que ven la televisión frente a las que realizan una actividad sedentaria pero estimulante para el cerebro, como es el uso del ordenador.

Faltan nuevos estudios que confirmen estos resultados, pero parece que la actividad cognitiva realizada ante el ordenador podría paliar, en cierta medida, los efectos de la falta de ejercicio físico.

prevalencia en crecimiento

A la vista de este nuevo estudio, talleres como los organizados por Orange para que los mayores aprendan a usar la tecnología no solo pueden contribuir a su inclusión digital sino también a la mejora de su salud mental. Como informamos en Nobbot, En la primera fase de la iniciativa “Mayores conectados”, más de 1.000 mayores han recibido ya formación para familiarizarse con la tecnología en los 312 talleres impartidos en 72 tiendas de Orange de 53 municipios de España.

Según los datos de la OMS, el Alzhéimer y otras demencias afectarán 75 millones de personas en el mundo en 2030 y a 132 millones en 2050. Cada 20 años se duplicará el número de personas afectadas. Se estima que cada año hay cerca de 9,9 millones de nuevos casos en todo el mundo, lo que significa que aparece un nuevo caso cada 3 segundos. El número de personas afectadas en España supera las 700.000 en mayores de 40 años y se espera que esta cifra se habrá duplicado para 2050.

Recientemente, investigadores canadienses han creado una calculadora en línea que permite a las personas de 55 años o más estimar el riesgo que tienen de sufrir demencia. No existe cura ni tratamiento para esta enfermedad. Sin embargo, alrededor de un tercio de la demencia se podría prevenir a través de factores como actividad física, una alimentación saludable, la reducción del consumo de alcohol y tabaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.