Facebook recurre a la inteligencia artificial para prevenir el suicidio - Nobbot

Facebook recurre a la inteligencia artificial para prevenir el suicidio

“Una buena manera de utilizar la inteligencia artificial: la prevención contra el suicidio“, así comienza el post del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, anunciando la función que permitirá identificar patrones que puedan coincidir con intenciones suicidas y así permitir, primero a la plataforma y luego a las entidades locales, ayudar a los que puedan estar pensando acabar con su vida.

Facebook trabaja en estas herramientas desde hace años y ahora añade una nueva pieza al rompecabezas: algoritmos de inteligencia artificial serán utilizados para reconocer los comportamientos peligrosos e intervenir para tratar de evitar los actos de extrema autolesión.

¿Cómo funciona la función anti suicidio de Facebook?

La nueva función anti suicidio tiene como objetivo identificar rápidamente cualquier post de despedida y otro contenido que pueda significar que un usuario está pensando en suicidarse. El sistema identifica patrones que denoten un malestar, incluso a través de los comentarios de otros usuarios. Por ejemplo, se pone atención a la frecuencia de frases tales como “¿Estás bien?” o “¿Cómo puedo ayudarte?”.

Una vez identificados los mensajes que pueden marcar un patrón peligroso para el usuario, el sistema avisa a los moderadores humanos que evaluarán la posibilidad de enviar recursos a la persona: mensajes con ofertas de apoyo al usuario, alertas a sus amigos o directamente contactando con entidades locales capaces de intervenir rápidamente.

Para ello, Facebook también está dedicando más moderadores a tareas de prevención del suicidio y los entrena para hacer frente a estos casos 24 horas al día y 7 días a la semana, también en colaboración con socios locales como Save.org y las asociaciones National Suicide Prevention Lifeline y Forefront.

Facebook consultó a expertos sobre el tema para simplificar el proceso y decidió agregar un sistema basado en el análisis del comportamiento para generar una alerta automática que se enviará al equipo de prevención. También se proporcionará un indicador para establecer la gravedad de la situación.
suicidio

¿Es filantropía real?

Así que Facebook confirma su nueva fase de compromiso social, junto con la lucha contra las Fake News y la porno-venganza. Como explicó el propio Zuckerberg, con tonos casi evangélicos, todo esto tendrá un coste, pero la nueva dimensión filantrópica del fundador parece un hecho. Sin embargo, los escépticos sospechan de una operación de marketing, para contrarrestar las acusaciones de ‘peligrosidad’, con respecto a los numerosos casos de cyberbullying.

Por otro lado, el algoritmo anti suicidio se extenderá por todo el mundo, excepto la Unión Europea, donde la legislación de protección de datos personales hace que sea muy difícil el acceso incondicional a las publicaciones y, especialmente, contactar con amigos u otras personas para que puedan intervenir.

Esto también ha llevado a sospechar que la misión social de Facebook en realidad sea un arma para debilitar el nuevo Reglamento General de Protección de Datos europeo, que entrará en vigor en mayo de 2018, y que pide una mayor transparencia en la información recogida no sólo por los gigantes de la red, sino a las empresas de todos los tamaños. ¿Quién se quejaría de los datos recopilados, frente a quien está tratando de salvar vidas humanas?

El alcance del fenómeno

Según la OMS, alrededor de 800.000 personas mueren cada año por suicidio. La mayoría (78%) se localiza en países de renta medio-baja. Se calcularon los casos por cada 100.000 habitantes y los datos disponibles indican que el país con el menor número de suicidios es Arabia Saudita (0,4), seguido de Siria (0,4), Kuwait (0, 9), Líbano (0,9), Omán (1) y Jamaica (1,2). Los países con la mayor tasa de suicidios son Guyana (44,2), Corea del Norte (38,5), Corea del Sur (28,9), Sri Lanka (28,8), Lituania (28,2), Suriname (27,8) y Mozambique (27,4), seguido de Nepal (24,9) y Tanzania (24,9).

En Europa, los países con menor número de los suicidios son Azerbaiyán (1,7), Armenia (2,9), Georgia (3,2), Grecia (3,8), Tayikistán (4,2), Chipre (4,7), Italia (4,7) y España (5,1). Los que tienen el número más alto son Lituania (28,2), Kazajstán (23,8), Turkmenistán (19,6), Hungría (19,1) y Bielorrusia (18,3). En los Estados Unidos, la tasa aumentó de los 10,5 suicidios por cada 100.000 personas en 1999, a los 14 en 2014, un crecimiento del 24 por ciento. El dato marca un cambio importante con respecto a los años noventa previos a Internet, cuando los suicidios estaban en declive.

Una plaga entre los más jóvenes

Sin embargo, los datos valen relativamente, especialmente para algunos países, porque, por razones culturales y religiosas, los suicidios no se registran. Los suicidios, además, son la segunda causa de muerte en el grupo de edad de entre 15 y 29 años, por lo que la prevención online puede ser muy importante, siendo el lugar donde muy a menudo se manifiestan las intenciones o malestar de los adolescentes propensos al suicidio.

Un estudio de este año ha identificado en Instagram la práctica por la cual, por un lado, los usuarios expresan una inquietud y, por el otro, la comunidad reacciona intentando correr al rescate. Por tanto, el uso de la inteligencia artificial para fines preventivos es el paso siguiente a la respuesta natural que muchos usuarios ya dan y que Facebook está tratando de integrar con las herramientas existentes.

En Nobbot | La guía de Facebook para controlar las publicaciones sobre sexo, violencia y terrorismo sale a la luz