Electro: un tenedor que sustituye la sal por descargas eléctricas - Nobbot

Electro: un tenedor que sustituye la sal por descargas eléctricas

Electro es un tenedor eléctrico que genera pequeñas descargas de corriente en la lengua y así sustituye la sensación de sabor salado cuando el cliente presiona un botón, engañando a las papilas gustativas e imitando un gusto salado, ácido, amargo o metálico. Según hemos leído en el blog de Diego Coquillat, el invento ha sido desarrollado en los últimos 6 años por un equipo de investigación de la Universidad de Tokio capitaneado por Hiromi Nakamura

Electro y el restaurante sin sal

El desarrollo de este dispositivo se enmarca en un proyecto llamado “el restaurante sin sal” cuyo objetivo es conseguir que los comensales de cualquier restaurante puedan degustar los platos bajos en sal, pero con una sensación salada acorde a sus gustos personales.

El prototipo de Electro cuesta menos de unos 18 euros porque no utiliza tecnología complicada. Vamos, apenas una batería que le permite generar la energía suficiente para conseguir la descarga eléctrica y un potenciómetro para controlar la intensidad de sabor salado. Imaginamos que también para evitar que no nos quedemos tan fritos como la patata que estemos engullendo.

no es ninguna broma

La cosa suena un poco a broma pero, como recuerda Diego Coquillat, según un estudio publicado en  New England Journal of Medicine, la ingesta media de sal diaria, duplica la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud y causa 1,65 millones de muertes al año en el mundo, lo que representa una de cada diez muertes por motivos cardiovasculares.

Científicos de la Universidad de Tufts (Massachussets) y de la de Harvard investigaron la ingesta de sodio de 205 participantes de 66 países y concluyeron que la media diaria de consumo en 2010 fue de 3,95 gramos, mientras la OMS recomienda no ingerir más de dos gramos por día (5 gramos de sal).

Día mundial del corazón

Sin embargo, la sal es sólo uno de los factores dietéticos que aumentan el riesgo por enfermedad cardiovascular. Para concienciar sobre todos ellos, el próximo 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, que nos invita a cuidar nuestra salud cardiovascular y evitar que las enfermedades cardiacas afecten a nuestras vidas. El primer paso para lograrlo es conociendo los factores de riesgo

Resulta clave prestar atención a nuestra alimentación: controlar el consumo de alimentos con un alto contenido en grasas, grasas saturadas, grasas trans, azúcares y sal; sustituir dulces y golosinas por fruta fresca; incluir en tu dieta cinco porciones de fruta y verdura al día; mantener el consumo de bebidas alcohólicas dentro de los límites recomendados por los profesionales de la salud o preparar en casa comida sana para llevar al colegio o al trabajo son algunos de los consejos de los especialistas en salud cardiovascular.

Es importante también vigilar los niveles de glucosa en sangre (las enfermedades cardiovasculares son responsables del 60% de todas las muertes en personas con diabetes), el nivel de presión sanguínea -la hipertensión es uno de los factoeres de riesgo más extendidos-, tu Índice de Masa Corporal (IMC) y los niveles de colesterol. Y además, es fundamental mantenerse físicamente activo, realizando como mínimo 30 minutos de actividad física moderada cinco veces a la semana, y abandonar el tabaco si eres fumador.

Tenéis más información en la web de la Fundación del Corazón.

Infografia FEC Dia Mundial2016 (FEC-105)