Juegos educativos para que los niños se alejen de las pantallas

“Kietoparao”: madres conjuradas para educar a sus hijos sin pantallas

«Kietoparao» es una iniciativa de cuatro madres emprendedoras que han desarrollado unos kits de juegos educativos para enseñar a sus hijos de forma divertida y sin pantallas.

Son muchos los padres que utilizan las pantallas para entretener a sus hijos convirtiendo a estas en sustitutas del juego en familia y de la interacción social. Según un reciente estudio de Empantallados, la televisión es la pantalla a la que más tiempo dedican los hijos: el 69% le dedica al menos una hora y un 24% más de 3 horas.

Un dato curioso es que son los más pequeños, de 0 a 5 años, los que más tiempo le dedican. Con el tiempo, van adquiriendo protagonismo otras pantallas individuales, como el smartphone, con mayor uso entre los 16 y los 18 años. Este uso del móvil, en general positivo y enriquecedor, conlleva también peligros como los que señala Orange en su iniciativa Por un uso Love de la Tecnología.

juegos educativos que surgen de una experiencia personal

María Fernández, fundadora de «Kietoparao», vivió en primera persona a lo que muchos padres se enfrentan a diario. Un día le quitó la tablet a su hija y le preocupó mucho la reacción. Investigó cómo afecta el uso de la tecnología a los niños y decidió crear su propio kit de entretenimiento para llevar siempre encima. La idea de María fue replicar en un kit esas características del móvil. Sobre todo, para evitar aislar a los niños en lugares como restaurantes o medios de transporte, donde vamos a hacer vida social.

Los kits de «Kietoparao» pesan menos de 200 gramos y tiene más de 20 juegos educativos para desarrollar en ellos distintas habilidades STEAM: artísticas, estrategia, memoria, matemáticas… Los protagonistas son juegos diversos y educativos como el memory, dominó, origami, parchís… que no solo sirven para que jueguen solos sino para que compartan la experiencia.

kietoparao juegos educativos

uso responsable de la tecnología

Tal como explicó a Nobbot Pía García Simón, responsable de comunicación de Empantallados, «la tecnología ha venido para quedarse, y tiene un papel fundamental como herramienta, entretenimiento y desarrollo de capacidades de nuestros hijos. Sin embargo, es tarea de los padres fomentar el equilibrio, donde haya espacios y tiempos de desconexión de toda la familia. Se trata de saber asegurar entre todos un cierto ‘bienestar digital’: saber cuándo estar conectados y cuándo no».

«Kietoparao» ha demostrado que existen alternativas igual de entretenidas para los niños y más beneficiosas para su desarrollo que el móvil. Ahora, María Fernández y sus tres socias emprendedoras están dispuestas a ampliar el impacto, ayudando a más padres, a nivel internacional, en educar en el uso responsable de la tecnología. Por ello han lanzado una campaña de crowdfunding en Kickstarter .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *