Alumbrado inteligente para las 'smart cities': eficiencia energética y ahorro

Alumbrado inteligente para las ‘smart cities’: eficiencia energética y ahorro económico

Guadalajara alumbrado inteligente

El alumbrado inteligente es una de las ramas menos conocidas del internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Su aplicación dentro de lo que se ha dado en denominar las ciudades inteligentes, o smart cities, no solo aporta beneficios en términos de eficiencia energética. También contribuye a disminuir el exceso de luz artificial a la que están sometidos los núcleos urbanos. Sin importar cuál sea su tamaño.

En la cuestión económica también se sale ganando. La empresa de análisis Navigant Research ha realizado un estudio sobre este sector. En él se estima que los ingresos anuales por alumbrado urbano inteligente superarán los 7.000 millones de euros en todo el mundo para 2027. 

Por alumbrado urbano inteligente se entiende, según estos analistas, “el uso de tecnologías avanzadas dirigidas al funcionamiento, la supervisión y la gestión eficientes del alumbrado urbano dentro de una estrategia de ciudad inteligente”. Algo que hacen posible sensores, nodos de control, puertas de enlace, cámaras, comunicaciones inalámbricas y análisis de datos.

Luz inteligente para ver las estrellas

En España son varias las iniciativas que ya se han puesto en marcha. Una de las últimas en Puerto de la Cruz, en Tenerife. Esta no solo busca una mejor eficiencia energética, también despejar el cielo para poder ver mejor las estrellas. Tal y como recoge la conocida como Ley del Cielo, del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Esta normativa se encarga, entre otras cosas, de regular la iluminación de exteriores en la isla de La Palma y del norte de Tenerife para mitigar la contaminación lumínica. El fin no es otro que conservar la calidad del cielo nocturno de Canarias, uno de los mejores del mundo para la observación astronómica.

IAC

“Queremos preservar este precioso recurso y, al mismo tiempo, hacer que nuestras calles sean más seguras”, ha explicado Lope Afonso, alcalde de Puerto de la Cruz. “Además, este proyecto también ayudará a reducir el consumo de electricidad del alumbrado público en torno a un 65%. Al mismo tiempo que nos presenta opciones para proporcionar servicios de smart cities en un futuro”.

La puesta en marcha, llevada a cabo por Signify –antes Philips Lighting– incluye 6.000 puntos de luz y 4.500 luminarias gestionadas de forma remota. También se ha incluido una prueba piloto de 100 farolas que permiten la incorporación de sensores para monitorizar, por ejemplo, ruido, polución o tráfico.

Esta iluminación está equipada con módulos LED que tienen placas ópticas. Una de sus capacidades es que distribuyen la luz de la mejor forma posible para cada vía. “Estas luces de alta eficiencia energética se conectarán de forma inalámbrica a nuestro sistema de gestión del alumbrado para que puedan atenuarse o encenderse de forma remota”, describe Joaquín Larrosa, director de Alumbrado Público en Signify.

Gestión más eficiente de la energía

La ciudad de Guadalajara, con 85.000 habitantes y a 60 kilómetros de Madrid, lleva casi un año utilizando una infraestructura de alumbrado público inteligente. En total cuentan con 12.000 puntos de luz LED conectados que se controlan tanto de manera individual como en grupo. Como resultado se consigue un ahorro de energía del 68% con respecto al alumbrado tradicional. Además se prevé que reduzcan las emisiones de CO2 en cerca de 4.200 toneladas anuales.

Al igual que ocurre en Puerto de la Cruz, la idea del ayuntamiento de Guadalajara no era solo implementar un sistema de iluminación más eficiente y ecológicamente sostenible. También que fuera lo suficientemente flexible para satisfacer las necesidades futuras de una smart city.

“Lo que ahora tenemos es una nueva infraestructura digital e inteligente. Nos da la opción de conectar sensores y ofrecer funcionalidades adicionales cuando lo deseemos”, remarca Antonio Román, alcalde de la ciudad castellano-manchega.

Mapa luz urbana

Esta infraestructura, desarrollada por Signify, incluye la monitorización y administración remota de los puntos de luz. Y también la de los 198 cuadros de mando de las calles ubicados en toda la ciudad. Gracias a esto es posible detectar y resolver rápidamente los cortes de energía y las fugas, ahorrando tiempo y dinero. También ayuda a las empresas de servicios de energía a administrar con mayor precisión el consumo de la red.

El software de gestión permite ver sobre un mapa los puntos de luz y los cuadros de mando. Y cruzar esa información con los flujos de trabajo. De esta forma los equipos de mantenimiento pueden programarse de manera eficiente para resolver cualquier problema. Consiguiendo no solo un beneficio energético, también económico. Al bajar la factura municipal de la luz, esos recursos se pueden invertir en otras áreas.

En Nobbot | Aunque aún no te hayas enterado, ya vives en una ‘smart city’

Imágenes | SignifyInstituto de Astrofísica de Canarias