Starship, la nave con la SpaceX quiere llegar a la Luna y Marte

¿Vacaciones en la Luna o Marte? SpaceX ya tiene ensamblada su Starship Mk1

Starship, el proyecto para viajar a luna y marte

Elon Musk ha presentado la nave Starship Mk1. ¿Nos convertirá, por fin, en esa especie interplanetaria que tanto ha anunciado?

Tal y como contaron en Muy Interesante, SpaceX ha mostrado el prototipo en sus instalaciones de Boca Chica, Texas (Estados Unidos). Además, en la presentación, Elon Musk desveló los últimos detalles sobre las misiones de Starship.

SpaceX lo hace todo diferente. Como convertir la construcción del vehículo Starship en una sana competición entre dos equipos diferentes de trabajadores. El propósito era motivarlos para alcanzar en el menor tiempo posible los objetivos de la empresa sobre viajes espaciales. Starship Mk1 espera realizar las primeras pruebas dentro de uno o dos meses. Con ese vuelo de inauguración pretende alcanzar una altura de unos 20.000 metros.

ASÍ es Starship Super Heavy

Con el proyecto Starship Super Heavy, Musk quiere viajar alrededor de la Tierra, a la Luna, Marte y más allá (palabras textuales de SpaceX). Es una nave pensada para ser reutilizada. Es decir, diseñada para volver a la Tierra y usarse en nuevas misiones. SpaceX lo presenta como “el cohete más poderoso de la historia”, que será capaz de poner en órbita más de 100 toneladas de peso. Se estructura en dos etapas.

Por un lado, tenemos Super Heavy. Vendría a ser el lanzador de la nave. Es la parte que, tras entrar en órbita, se desacopla de Starship para regresar a la Tierra. Es capaz de almacenar hasta 3.300 toneladas de combustible y utiliza propulsores de metano y oxígeno líquidos. Con una altura de 68 metros y un diámetro de 9 metros, cuenta con 37 motores Raptor y seis patas que faciliten su aterrizaje.

La segunda etapa del proyecto es Starship (en el caso del prototipo presentado, Starship Mk1). Es una nave construida en acero inoxidable capaz de transportar a 100 personas y cuya gran aspiración es poder hacer viajes interplanetarios. Con una altura de 50 metros, pesa 200 toneladas y utiliza como combustible metano y oxígeno. El Mk1 cuenta con tres motores Raptor, aunque la nave definitiva podría llegar hasta seis.

Más detalles

Los motores Raptor que utiliza Starship son una creación de SpaceX que se caracterizan por utilizar metano criogénico y oxígeno líquido en lugar del queroseno que SpaceX usaba para sus motores Merlin, los primeros que usó en sus naves. Comenzaron a emplearse en 2009 y tienen hasta tres veces más potencia que sus predecesores. Otra de las partes fundamentales del Starship es el escudo térmico de cerámica que protegerá a la nave cuando regrese a la Tierra y tenga que introducirse de nuevo en la atmósfera. Evitará que el acero se sobrecaliente en exceso.

Pronto conoceremos más detalles sobre las naves, pues se espera que el Mk2, el Starship que construye el otro equipo de SpaceX en Cabo Cañaveral, esté terminado en un par de meses, coincidiendo con el primer vuelo de Starship Mk1.

Y habrá más cambios. Porque Elon Musk ya ha anunciado que las naves Mk3 y el Mk4 serán más ligeras, de apenas 120 toneladas y con un diseño diferente al que tienen los prototipos actuales. Estos modelos podrían ver la luz en menos seis meses. Tal vez protagonicen uno de los próximos hitos en el camino de SpaceX: poner a Starship en órbita.

Es una carrera sin pausas porque, como el propio Musk anunció, quiere que el primer vuelo tripulado al espacio sea en 2020. Será un paso más para conseguir uno de los principales objetivos de SpaceX: llegar a la Luna. Viajar hasta nuestro satélite no será un ejercicio simplemente lúdico, sino que servirá para instalar bases que ayuden a la investigación espacial. Starship será la nave que pueda ir y volver a la Luna con los materiales necesarios para la construcción. Cada vez podría faltar menos para que Starship puede viajar hasta Marte, el gran sueño de Elon Musk.

Brevísima historia de SpaceX

Starship es la culminación (de momento) de un trabajo que SpaceX inició en 2006 con el lanzamiento de Falcon 1. Era una pequeña nave para situar satélites en órbita. No tuvo éxito hasta su cuarto intento en 2008. Se convirtió en el primer vehículo espacial de financiación privada que lograba ese objetivo.

Falcon 1 fue el campo de experimentación para Falcon 9, que contaba con nueve motores Merlin. Se trata de una nave reutilizable que funciona en dos etapas. Su vuelo más famoso es el número 20, de 2015, en el que, por fin, logró que su primera etapa regresara con éxito a la Tierra. El siguiente reto fue construir una nave mucho más grande y pesada. Esta sería Falcon Heavy, que fue lanzada por primera vez en 2018. Consta de tres cohetes acoplados que suman 27 motores. Una vez que Falcon Heavy alcanzó la órbita, las naves se separaron y dos de ellas regresaron a la Tierra, aunque no la central.

SpaceX Dragon es otro de los hitos de SpaceX. Reutilizable, como todos sus vehículos, se diseñó para poder llevar y traer materiales y seres humanos a objetivos que se encuentran en órbita. Trabaja con la NASA para realizar transportes hasta la Estación Espacial Internacional. El 3 de marzo de este año hizo historia al convertirse en la primera nave estadounidense que lo lograba de forma autónoma.

En Nobbot | ¿Viajar al espacio con todos los gastos pagados? Ya no hará falta ser astronauta

Imágenes | Photo by SpaceX on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *