Los inmensos volcanes de hielo que hacen de Plutón un mundo único

imagen de Plutón tomada por New Horizons

Puede que ya no sea un planeta, pero los astrónomos no han perdido interés en Plutón, uno de los mundos helados más fascinantes del sistema solar.

Cuando la sonda New Horizons se acercó a solo 12 000 kilómetros de la superficie de Plutón en 2015, las imágenes tomadas mostraron dos montañas plagadas de cráteres. Ahora, usando los datos recabados entonces, un equipo de investigadores ha revelado que en realidad son una serie de inmensos volcanes de hielo de hasta 7000 metros de altura. Criovolcanes que moldearon la superficie de Plutón en un pasado no demasiado lejano.

¿Por qué Plutón no es un planeta?

Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Los nombres de estos nueve astros del sistema solar nos salen a todos de carrerilla. Sin embargo, para los que hayan nacido en los últimos 20 años, esa lista es un poco más corta. En 2006, Plutón dejó de ser uno de los planetas del sistema solar y su nombre se ha ido borrando poco a poco de los libros de texto.

La decisión tomada hace 16 años por la Unión Astronómica Internacional (UAI) tiene un porqué. Cuando Plutón fue descubierto por Clyde Tombaugh en 1930, se trataba de la primera observación de un gran astro orbitando el Sol más allá de Neptuno. Aunque era 30 veces menos masivo que Mercurio, el más pequeño del sistema hasta entonces, a Plutón se le colgó inmediatamente el cartel de planeta. El noveno de nuestro vecindario solar.

Sin embargo, las cosas no se quedaron así durante mucho tiempo. En 1978, se descubrió que Plutón tenía una luna, Caronte, que era casi del mismo tamaño que el planeta. De hecho, el satélite no orbita Plutón, sino que ambos giran alrededor de un centro de gravedad común. Y unos años más tarde, en la última década del siglo pasado, empezaron a descubrirse muchos otros ‘plutones’.

Resulta que más allá de Neptuno había una inmensa región plagada de astros de todo tipo. Hoy sabemos que en el llamado cinturón de Kuiper hay varios centenares de objetos con un diámetro superior a 100 kilómetros. Plutón, que tiene 2370 kilómetros en su parte más ancha, es solo el más grande de los objetos transneptunianos, aunque tiene un tamaño similar a Eris, otro de los astros que destacan en esa región.

Además, la órbita de Plutón no está en el mismo plano que la del resto de planetas y tampoco ha logrado limpiar su órbita de otros objetos, como sí han hecho los otros ocho. Así, tras un largo debate, en 2006 se tomó la decisión. La UAI votó una definición más precisa sobre lo que era un planeta y excluyó a Plutón. Eso sí, también adoptó una nueva categoría, la de planetas enanos, en la que Plutón tiene un lugar privilegiado.

Los volcanes de hielo de Plutón

volcanes de hielo en Plutón

La votación final de la UAI tuvo lugar el 24 de agosto de 2006. Unos meses antes, el 16 de enero del mismo año, la misión New Horizons había despegado de Cabo Cañaveral, en Estados Unidos. La sonda había dejado la Tierra para explorar el entonces planeta más lejano del sistema solar. Para cuando alcanzase su órbita, a más de 5000 millones de kilómetros de distancia, Plutón habría perdido definitivamente su estatus planetario.

En junio de 2013, New Horizons tomó las primeras imágenes de Plutón y Caronte. A medida que se iba aproximando, las fotografías y los datos recopilados mejoraban. El 14 de julio de 2015, la sonda completó su vuelo más cercano. Pasó a solo 12 000 kilómetros de Plutón y 29 000 de Caronte; y aprovechó para fotografiar las otras cuatro lunas del sistema: Hidra, Nix, Kerberos y Styx.

La vida de New Horizons no terminó allí. Ahora sigue su camino hacia el interior del cinturón de Kuipers. Mientras, los científicos siguen analizando los datos recabados durante los más de dos años que la sonda viajó junto a Plutón alrededor del sol. Así es como un equipo de investigadores del Southwest Research Institute ha descubierto los vestigios de volcanes de hielo en lo que se creía que era una cadena montañosa.

En aquel vuelo cercano de 2015, la sonda fotografió dos montañas con una cresta plagada de lo que parecían ser cráteres. Situadas en la llanura en forma de corazón Sputnik Planitia, se bautizaron como Wright Mons y Picard Mons. De casi 7000 metros de altura y entre los 10 y los 150 kilómetros de ancho, estas formaciones sugerían que el terreno había sido esculpido por algún tipo de mecanismo geológico en el pasado reciente del planeta. Sin embargo, eso no encajaba con lo que se esperaba de un planeta helado.

detalle de los volcanes de Plutón en el artículo científico

En un artículo publicado ahora en ‘Nature Communications’, los investigadores exponen sus conclusiones. En algún momento no muy lejano, cuando el planeta ya estaba completamente formado, aquellos cráteres escupieron lodos de agua fangosa mezclados con algunos elementos que no se congelan con facilidad, como el amoniaco o el metano. El proceso sería similar a las erupciones terrestres, pero con hielo en lugar de lava. Los han bautizado como criovolcanes.

Teniendo en cuenta las bajas temperaturas de Plutón, por debajo de los 200 ºC negativos, este material no fluiría como un líquido sobre la superficie del planeta enano. Los investigadores creen que podría haber sido algo similar a un lodo muy denso. O, incluso, algo más parecido a un glaciar (que, aunque es sólido, fluye lentamente).

“Las estructuras estudiadas son exclusivas de Plutón, al menos por lo visto hasta ahora”, explica Kelsi Singer, científica del proyecto New Horizons del Southwest Research Institute y autora principal del artículo. “En lugar de erosión u otros procesos geológicos, la actividad criovolcánica parece haber expulsado grandes cantidades de material al exterior de Plutón y remodelado una amplia región de la zona observada por New Horizons”.

Teniendo en cuenta que los terrenos analizados parecen relativamente jóvenes (desde un punto de vista geológico), los investigadores señalan que es probable que Plutón haya retenido calor en su interior hasta un pasado reciente. Puede que sea pequeño, frío y distante, pero Plutón sigue siendo uno de los objetos más interesantes del sistema solar.

En Nobbot | Jocelyn Bell (astrofísica): “Alrededor de los púlsares, la luz se dobla y el tiempo avanza más despacio”

Imágenes | NASA/Plutón, Sputnik Planitia, Nature

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.