Un gran salto virtual para la humanidad: 'plantar' una bandera en la Luna

Un pequeño casco con gafas para un hombre, pero un gran salto virtual para la humanidad

Dentro de cuatro meses se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Y no van a faltar quienes insistan en que todo fue montaje. Pero para montaje, tan real como virtual, el que van a poder experimentar los asistentes a la Feria por la Ciencia y la Innovación, que se celebra estos días en Ifema Madrid (del 28 al 31 de marzo). Nada menos que saber qué se siente al plantar una bandera en la Luna. Lo mismo que hizo Neil Armstrong aquel 21 de julio de 1969.

Es un pequeño casco con gafas para un hombre, pero un gran salto virtual para la humanidad”. Esta frase podría pasar a la aún joven historia de la realidad virtual. Y seguro que algo parecido también se va a escuchar estos días en el salón de la Ciencia y la Innovación.

CIENCIA EN DIRECTO y una bandera en la luna

La muestra está auspiciada por la Fundación para el Conocimiento madri+d y se celebra dentro de las actividades de la Semana de la Educación, donde se va a hacer ciencia en vivo en directo. Con ofertas tales como generar lluvia o experimentar con imanes y nanopartículas. Aparte de recrear la histórica misión Apolo 11. “Los participantes van a poder valorar la importancia de la investigación en el ámbito espacial y emular a Armstrong plantando una bandera sobre la superficie lunar a través de las nuevas tecnologías”, afirman desde la Fundación madri+d.

LA MISMA LUNA QUE VIO ARMSTRONG

La experiencia espacial virtual ha sido desarrollada por el proyecto educativo Viaje Interplanetario con el soporte de SpaceRobotics.eu, que ofrece una ambientación casi real de lo vivido por Buzz Aldrin y Neil Armstrong tras el alunizaje del módulo Eagle, en el llamado Mar de la Tranquilidad.

Los responsables de Viaje Interplanetario y SpaceRobotics decidieron conmemorar el 50 aniversario del Apolo 11 mostrándole al mundo qué fue lo que los astronautas vieron al llegar a la Luna y qué hicieron de una forma entretenida y sorprendente. Para ello, elaboraron un plano de situación del lugar exacto en el que el Eagle se posó en la Luna. “Generamos un terreno fiel a los datos proporcionados por la NASA, de manera que la topografía coincidiese a la perfección con los elementos que tenían los astronautas en su campo de visión”, afirma Lia Ortega, directora del proyecto educativo Viaje Interplanetario.

Una vez creado el suelo lunar, colocaron imágenes de la Tierra y el Sol sobre el cielo estrellado, “asegurándonos de que sus posiciones exactas coincidiesen con las que Armstrong y Aldrin veían desde el módulo lunar”, añade Ortega.

«Vinimos en son de paz»

Una vez creado el entorno, modelaron el Eagle con un equipo de 3D, así como el instrumental que desplegaron en nuestro satélite los protagonistas de la misión espacial: medidores, recogedores de muestras, sismógrafos, retroreflectores… y el ensamblado de la bandera en la Luna.

“Con todos los elementos en su sitio justo, ya solo nos quedaba dar el toque mágico que convirtiese ese escenario en 3D en una experiencia única para que todo el que quiera se sienta como un auténtico astronauta con unas gafas de realidad virtual”, comenta la responsable de Viaje Interplanetario.

Lo único que cabe esperar es que no llegue a la Luna la muy poco virtual guerra de banderas que seguimos viviendo en nuestro planeta Tierra. Y que se pueda seguir leyendo la placa que los astronautas del Apolo 11 dejaron allí para la posteridad: Aquí hombres del planeta Tierra pisaron por primera vez la Luna. Julio de 1969 d.C. En nombre de la humanidad, vinimos en son de paz”.

En Nobbot | José María Madiedo, nuestro hombre en la Luna

Imágenes | SpaceRobotics.eu y Fundación Conocimiento madri+d

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *