Zonas azules de la Tierra: descubre el secreto de la longevidad

El secreto de la longevidad se encuentra en estas cinco ‘zonas azules’

Desde la isla griega de Icaria a la japonesa Okinawa. Desde Cerdeña en Italia y la península de Nicoya en Costa Rica hasta llegar a Loma Linda en California. Estos puntos geográficos tan alejados entre sí comparten una característica común. Son las ‘zonas azules’ de la Tierra, regiones que concentran a la población más longeva del mundo. ¿Quieres conocer su secreto?

Los avances en medicina, una mayor calidad de vida y hábitos alimenticios más sanos. Estos son los factores que explican el aumento de la esperanza de vida de los españoles. De hecho, los últimos indicadores demográficos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que esta esperanza ha crecido de los 75,3 a los 80,4 años en el caso de los hombres y de los 82,2 a los 85,7 años para las mujeres.

Estos datos confirman la tendencia al alza de las últimas décadas. Al igual que la cantidad de ancianos que superan los 100 años: 15.756, según el INE. ¿Dónde está el secreto de la longevidad? Para ofrecer una respuesta a esta pregunta, Dan Buettner, periodista y explorador, lleva años estudiando las regiones del mundo que concentran la población más anciana. Son las conocidas como zonas azules.

Imagen anciana: zonas azules de La Tierra

Buettner ha escrito varios artículos sobre aquellos lugares del planeta donde las personas viven más tiempo y están más sanas. Incluso ha publicado varios libros. Uno es ‘The Blue Zones: 9 lessons for living longer from the people who’ve lived the longest’. En él revela los secretos de la longevidad a través de las historias vividas en sus viajes y de las entrevistas que ha realizado. Asimismo, apunta que la receta para la longevidad está relacionada con la idea de pertenencia a la comunidad, el estilo de vida y la espiritualidad. Su otro libro, ‘The Blue Zones of Hapiness, ofrece algunas de las herramientas que ayudan a alcanzar la felicidad.

Las ‘zonas azules’ que ha identificado Buettner son cinco, cada una de ellas con sus propias particularidades.

ICARIA (GRECIA)

Esta pequeña isla situada en el Mar Egeo, cerca de las aguas que bañan Turquía, es una cultura rica en tradiciones y valores familiares. En sus investigaciones, Buettner ha comprobado que sus habitantes, llamados “ikarianos”, se encuentran prácticamente libres de ciertas enfermedades crónicas y debilitamiento o pérdida de sus facultades mentales.

Una combinación de factores relacionados con la geografía del lugar, la cultura, el estilo de vida y la dieta explicarían esta longevidad. Un relajado ritmo de vida, el aire puro, la brisa cálida y sus fuentes termales terapéuticas invitan a hacer la vida cotidiana fuera del hogar. Icaria es, además, un lugar idóneo para las personas que quieren relajar su mente, cuerpo y espíritu.

Isla Griega de Icaria: zonas azules de La Tierra

En cuanto a la comida, se sigue una variación de la dieta mediterránea con muchas frutas y verduras. La leche de vaca se sustituye por leche de cabra. Esta contiene nutrientes que proporcionan potasio y el triptófano, un aminoácido que alivia el estrés.

PENÍNSULA DE NICOYA (COSTA RICA)

Situada en la costa del océano Pacífico y caracterizada por sus coloridas casas y frutas exóticas, la población centenaria de esta región posee un fuerte sentido del propósito. Esto hace que se sientan necesitados y quieran contribuir al bien. Por ello, muestran un apoyo continuo a su círculo de familiares, amigos y vecinos.

Por otro lado, el agua de Nicoya tiene el contenido de calcio más alto del país. Esto podría explicar las bajas tasas de enfermedades cardíacas. Asimismo, el sol se toma de manera regular y ayuda a que el cuerpo produzca vitamina D para una vida más sana. Las cenas suelen ser ligeras y a una hora temprana. Su dieta está compuesta principalmente de calabaza, maíz y frijoles.

Costa Rica, Península de Nicoya - zonas azules de La Tierra

OKINAWA ( JAPÓN)

Las islas situadas en el extremo sur de Japón han sido conocidas históricamente por su longevidad. Los habitantes de Okinawa padecen menos enfermedades que otras poblaciones del mundo; es el caso del cáncer, dolencias cardíacas y demencia. Quizás su mayor secreto es la fuerte dedicación que profesan hacia los amigos y la familia, lo que hace que mantengan un círculo estrecho de por vida. Los habitantes de Okinawa cuentan con un fuerte sentido del propósito. Al igual que los habitantes de la península de Nicoya. Ellos lo llaman ikigai.

isla japonesa de okinawa: zonas azules de La Tierra

Su dieta está formada por verduras salteadas, batatas y tofu, alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes. Solo toman carne de cerdo de manera esporádica y en cantidades pequeñas. La sopa de miso (caldo de pescado con un tipo de pasta aromatizada que contiene soja) es muy popular entre sus habitantes. Además, se mantienen activos con ejercicios tan básicos y sencillos como subir y bajar las escaleras de sus viviendas varias veces al día para aumentar la fuerza y el equilibrio del cuerpo.

LOMA LINDA (CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS)

Allí habita un grupo perteneciente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día que profesa la religión cristiana protestante. Fundada en la década de los 40 del siglo XIX, reúne a unos 9.000 seguidores. Se ha comprobado que su población vive hasta una década más que el resto de estadounidenses. La salud es fundamental para su fe. La longevidad de su población se atribuye a la práctica del ejercicio regular, la ausencia de alcohol y tabaco y a una dieta baja en azúcares y sal en la que predominan frutas, verduras y nueces.

Loma Linda. California: zonas azules de La Tierra

Cerdeña (ITALIA)

También conocida como Sardinia, esta isla del Mar Mediterráneo fomenta estilos de vida saludables que no han cambiado demasiado a lo largo de su historia. En concreto, Buettner y su equipo de trabajo iniciaron en 2004 una investigación para estudiar una peculiaridad genética de sus habitantes. Se trataba del marcador M26, vinculado a una longevidad excepcional. Isla de Cerdeña, zonas azules de La Tierra

Los sardos cazan, pescan y cosechan los alimentos que luego comen. También permanecen cercanos a los amigos y la familia a lo largo de toda su vida. La figura de los ancianos está muy bien considerada. Son vistos como fuentes de sabiduría y motivación para perpetuar las tradiciones. Su dieta incluye pan integral, frijoles, vegetales, frutas y queso de oveja rico en ácidos omega-3. La carne se reserva sobre todo para los domingos y las ocasiones especiales. La leche de cabra que toman contiene componentes que les protegen de enfermedades relacionadas con el corazón y el alzhéimer.

En Nobbot | Los videojuegos mejoran la actividad cerebral en ancianos

Imágenes | Blue Zones, Loma Linda, Pixabay y Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *