Qué es una IP: qué significa, tipos y cómo conocer la tuya

¿Qué es una IP y para qué sirve?

Aunque no nos demos cuenta, cuando navegamos por internet lo hacemos con una matrícula identificativa, como la de un coche que circula por una autopista atestada. El caos de la web, con cientos de millones usuarios conectándose al tiempo, no lo es tanto gracias a las llamadas direcciones IP o Internet Protocol. Se trata de un número que asignan las operadoras a cada equipo que se conecta y es la manera de saber quién es cada uno en un momento dado.

Las direcciones IP no son patrimonio de un dispositivo en exclusiva, sino que se asignan a ordenadores, routers, teléfonos móviles, tabletas o impresoras. También las páginas web siempre tienen una IP asociada. Por ejemplo, cuando queremos informarnos y escribimos en el navegador «nobbot.com» u «orange.es», en realidad lo que hace el navegador es traducir ese texto a una dirección IP que estos sites tienen asociada. Solo así podremos acceder al contenido. 

Cómo puedo ver mi dirección

La dirección IP en realidad es una especie de clave con cuatro números que pueden llegar a las tres cifras cada uno, y que van separados por puntos. Cada número puede ir del 0 al 255. La forma de una IP real sería esta: 218.136.134.12. Esa información se puede conocer al instante consultando alguna de las muchas páginas que informan de este dato, como cualesmiip.com o vermiip.es. En estos sites también podrás ver si hay un proxy que oculta tu IP real y filtra tu conexión mientras navegas por internet.   

Aunque pudiera parecer que la asignación de números de una dirección IP es muy aleatoria, en realidad no es así. Dentro de las combinaciones posibles, hay rangos que se reservan a las grandes empresas internacionales, otros van destinados a redes medianas, como las de las universidades, y finalmente otros que sirven para identificar conexiones en redes pequeñas y domésticas. 

Por otra parte, hay IP dinámicas y estáticas, pero lo habitual si navegamos por internet es que tengamos una dirección dinámica que va cambiando sin que nos enteremos. Esto es así porque las operadoras y los proveedores de servicios que nos dan conexión tienen asignados paquetes determinados de direcciones IP y las van moviendo para tenerlas siempre en funcionamiento y así sacarles más partido. 

públicas y privadas

Asimismo, hay dos tipos de IP en función del tipo de red al que nos conectamos: las públicas y las privadas. La pública es la que te asigna tu operadora y sirve para identificar tu conexión en internet en un momento dado. Como hemos dicho, suele ser dinámica y va cambiando sin que notemos nada. Para verla, solo tienes que acceder a páginas como cualesmiip.com

Por su parte, la privada es la que se usa en redes más acotadas, como la de la oficina o la del wifi de casa. Ahí, cada dispositivo tiene una IP propia y fija. Para conocer nuestra IP privada en Windows 10, por ejemplo, hay que ir a la Configuración > Red e Internet > Estado > Ver propiedades de red. Para ver la IP privada en un móvil con Android, solo tienes que ir a Ajustes > Sobre el teléfono > Estado > Dirección IP. 

Conocer una IP es muy útil. Entre otras cosas, permite controlar un equipo de forma remota o utilizar servicios de red privada virtual o VPN. También facilita la identificación de problemas de conexión o en la red. Y ofrece datos de los servidores que utilizamos para conectarnos. Del mismo modo que los números de teléfono, cada IP pública se puede geolocalizar, puesto que lleva asignada un país, región e incluso ciudad, además del nombre de la operadora que la ofrece.

Diferencia entre MAC e IP

Por último, no conviene confundir una dirección IP con un MAC o Media Access Control. La labor de ambos es identificativa, pero cada uno tiene un ámbito. En esencia, el MAC es un identificador alfanumérico que cada fabricante asigna a la tarjeta de red del dispositivo de conexión. Tiene esta forma: 00:1e:c2:9e:28:6b. 

Los MAC son muy útiles para los departamentos de informática de las empresas que, gracias a ellos, pueden permitir o denegar accesos a una determinada red a un PC, un móvil o a una impresora. Para comprobar el MAC de nuestro ordenador (con Windows 10), también tendremos que ir a Configuración > Red e Internet > Estado > Ver propiedades de red. Por su parte, el MAC en un móvil Android está visible en el mismo apartado que la dirección IP privada.  

En Nobbot | Cómo obtener una IP fija para tu conexión a Internet

Imágenes | iStock.com/Hayatikayhan / Scyther5 / Dusanpetkovic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *