Test de velocidad de Google: mide la velocidad de tu conexión con un clic

Ahora puedes buscar en Google la velocidad de tu conexión a internet

Todos nos hemos preguntado en alguna ocasión sobre cómo es posible que tengamos contratada una conexión a internet de 50MB por qué descarga todo lentamente. La velocidad de descarga que obtienes en muchas ocasiones no coincide con las de tu conexión. Si bien es cierto que el límite estará en el máximo que dé tu línea, pero puede haber otros motivos que ralenticen tu velocidad. ¿Cómo puedo conocer la velocidad real de mi conexión? Existen varias apps que permiten realizar un test de velocidad, pero ahora también podemos comprobar este dato con una simple búsqueda en Google.

Cómo realizar el test de velocidad de Google

Es tan sencillo como parece. Solo es necesario estar conectado a Internet, abrir el buscador de Google y escribir “speed test”, “test de velocidad” o ” prueba de velocidad de Internet”. Como primer resultado, aparecerá un recuadro y tendremos que hacer clic en “realizar prueba de velocidad”. Sin necesidad de abrir una web de terceros, veremos un cuenta-megabits que nos permitirá saber la velocidad de subida y de descarga, especificando los megabits por segundo y dándonos una valoración sobre la calidad de nuestra conexión. La duración de la prueba es de aproximadamente 30 segundos, tiempo suficiente para recopilar la cantidad de datos en circulación para determinar cuál es la velocidad de internet. Para ejecutar dicha prueba, el gigante de internet colabora con Measurement Lab (M-Lab).

Tal como ha explicado Google, para la prueba se utilizan diferentes cantidades de datos en función del lugar en el que se lleve a cabo y de lo rápida que sea la conexión. Por ejemplo, en una prueba normal en Estados Unidos se utilizan 9,4 MB de datos, mientras que en las que se realizan en otros países se usan 4,4 MB. Se pueden aplicar cargos por uso de datos móviles.

Test de velocidad Google

Cómo entender los resultados de la prueba

El test de velocidad de Google mide la de subida y de descarga, así como la latencia de tu conexión a Internet. Las conexiones más potentes cuentan con velocidades de subida y de descarga altas, si bien su latencia es baja. ¿Pero cómo comprender los resultados? La velocidad de descarga se refiere a la rapidez con la que la información se te transfiere y afecta a aspectos como la duración de la descarga de archivos grandes o el tiempo que tardan en mostrarse las páginas web que contienen muchas imágenes; se mide en megabits por segundo (Mbps).

Por su parte, la velocidad de subida tiene que ver con la rapidez con la que tú transfieres información y afecta a aspectos como el tiempo que se tarda en publicar fotos en las redes sociales y se mide en megabits por segundo (Mbps). La latencia mide la velocidad con la que recibes respuesta desde el servidor. Los tiempos de respuesta bajos son relevantes para las aplicaciones en tiempo real, como las de videollamadas y juegos online. La latencia se mide en milisegundos (ms).

No obstante, de momento el test de velocidad de Google puede medir velocidades de conexión de hasta 700 Mbps. Si tu velocidad de conexión es superior a 700 Mbps, es posible que los resultados sean más bajos que la propia conexión.

Además, los resultados de la prueba pueden varias en un breve periodo de tiempo y pueden ser diferentes de los obtenidos con otras pruebas de velocidad de la conexión a internet por diversas razones como cambios en el estado de la red, diferencias en la ubicación de los servidores de pruebas o diferencias en los métodos de prueba.