Cuando lo importante es pasarte el juego lo más rápido posible: todo sobre los ‘speedruns’

Speedrun

A día de hoy podemos decir que las competiciones con videojuegos están oficializadas a diferentes niveles, siendo los esports la categoría profesional.

 Antes de que toda esta industria apareciera, los usuarios peleaban por ver quién terminaba un juego más rápido, es lo que se conoce como speedrun y es una actividad que está más en forma que nunca.

Hay que tener en cuenta que las partidas online con múltiples jugadores no llevan con nosotros toda la vida. Así que los rankings de resultados (tiempo, puntuación) que sirvieran para comparar la jugada de cada uno tenían un valor bastante importante.

También tenemos que posicionarnos en el pasado para entender que la oferta de juegos era menor y cuando elegíamos un juego, era para exprimirlo al máximo. Por eso era fácil encontrar especialistas en títulos. Se llegaba a un punto en el que pasarse el juego era ‘pan comido’; el desafío estaba en hacerlo lo mejor posible.

A día de hoy, podemos ver el speedrun como una actividad infravalorada dentro de los esports, pero no por ello tiene menos adeptos. Ni fecha de caducidad, todo lo contrario. Siempre que aparece un juego, se comienza a valorar si la carrera contra los demás tiene sentido en él.

¿Qué es un Speedrun?

doom speedrun

Más o menos lo hemos definido, pero, siendo más exactos, tenemos que decir que es una disciplina dentro del mundo de los videojuegos dedicada a terminar los títulos en el menor tiempo posible. Lo interesante es que se establece un ranking público para que todos podamos probarnos como velocistas en la materia.

Podemos ser el más rápido a nivel mundial sin salir de casa, contentarnos con serlo a nivel estatal o simplemente mejorar nuestros tiempos. Como podréis comprender, hay mucho entrenamiento para conocer cómo se las gasta el juego, incluso memorizar secciones completas del mismo para establecer las estrategias más eficientes. Aprovechando las capacidades de streaming que tenemos hoy día y la posibilidad de colgar el vídeo de la ‘hazaña’, lo habitual es encontrar las pruebas en YouTube o Twitch.

Con ‘Doom’ comenzó todo

Entendemos que a nivel doméstico o entre amigos es algo que se lleva haciendo toda la vida, pero si tenemos que poner un punto de partida a la historia de los speedrunners, hay que viajar hasta 1993, momento en el que ‘Doom’ entra en nuestros ordenadores. 

Un juego que fue una revolución en muchos sentidos. Todavía hoy jugado, es normal que tuviera sus adeptos a terminarlo a toda velocidad. Un jugador llamado Frank Stajano popularizó acabarse el juego de formas alternativas, como matar a todos los enemigos con los puños o encontrar todos los ítems secretos del juego. Terminarlo a la máxima velocidad también era uno de los desafíos.

Tipos de Speedrun

Super Mario 64

Lo básico es terminar el juego lo antes posible, pero la cosa se ha ido diversificando teniendo en cuenta los tipos de juegos o distintos niveles en la finalización de las partidas:

  • Any%: llegar a los títulos finales del juego lo más rápido posible, sin aprovecharse de errores propios del juego para recortar terreno.
  • GLITCH %: aprovechando glitches o errores dentro del juego que nos permiten recortar en el avance hasta el final.
  • 100%: el tiempo en completar el juego en su totalidad. En un juego como ‘Super Mario 64’ sería conseguir las 120 estrellas. Hay juegos que presentan el porcentaje de avance. Si no, es la propia comunidad la que establece el criterio.
  • Low%: consiste en completar el juego con el menor número de mejoras u objetos posible.

Mario, santo y seña del Speedrun

Si tuviéramos que elegir un título importante en esto del speedrun ese sería ‘Super Mario Bros’, ya que es un juego que lleva en el mercado toda una vida y está al alcance de cualquiera. Se siguen consiguiendo mejoras en el récord, en el intento de bajar de la barrera de los 5 minutos. 

El conocido speedrunner Kosmic lo consiguió, llegando a dejarlo en 4 minutos, 55 segundos y 646 milésimas de segundo. El récord ha quedado registrado gracias al uso de TAS (Tool Assisted Speedrun), una herramienta que encapsula el juego con el cronómetro. Podéis verlo en acción en el siguiente vídeo.

Mario es solo una prueba del funcionamiento de esta curiosa forma de competir con los videojuegos. Para conocer casos de actualidad hay sitios web específicamente dedicados a presentar como tablas de clasificación para los aficionados: SpeedrunSpeed Demos Archive.

Primeros pasos en el Speedrun

Como es imaginable, no es sencillo destacar en una competición en la que cualquiera puede participar. Tampoco es una forma de hacerse rico, pero si se quiere intentar, hay lugares como SpeedRunsLive que son un buen sitio para comenzar.

También es interesante seguir iniciativas muy activas como la de Games Done Quick, un evento benéfico que tiene lugar en Estados Unidos con la reunión de los mejores speedrunners para recaudar fondos para ONG. Asimismo, existen otra organizaciones como la European Speedster Assembly en Europa, SpeedRuns Español y la Global Speedrun Association.

Cuidado con el idioma

Terminamos con una curiosidad que resulta muy importante a niveles exigentes: el idioma. Dependiendo del que hayas elegido en el juego, puedes tardar más o menos en terminarlo. La razón: la cantidad de texto, que suele ser menor en lenguajes como el japonés. Vemos un ejemplo con el récord de ‘Mario 64’.

En Nobbot | Cuando los videojuegos y los eSports sacan su lado más solidario

Imágenes | Rafael Hoyos Weht

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.