Viajes techies para los turistas más geek

Viajes techies para los turistas más geek

Londres es protagonista de algunos viajes techies inolvidables

Dos gigantes de nuestro tiempo: turismo y tecnología. Según la Organización Mundial del Turismo, (OMT), en 2017 hubo más de 1.300 millones de viajeros en el planeta, una subida del 7% respecto al año anterior. Por otro lado, una de las cifras más espectaculares que nos dejó el Mobile World Congress (MWC), celebrado en febrero en Barcelona, indican que en el mundo ya hay más teléfonos móviles que personas.

En el turismo tecnológico, la motivación es visitar un destino muy vinculado con lo digital. Estos son los viajes techies que no querríamos perdernos.

Silicon Valley

En la zona sur de la bahía de San Francisco, encontramos el, probablemente, destino tecnológico más famoso del mundo. En sus calles se encuentran las empresas tecnológicas más punteras, como Apple, HP, Facebook, Intel o Netflix. Así como cientos de startups que tratan de abrirse camino en el mercado digital.

Las empresas saben de las ventajas de los viajes techies y han empezado a abrirse a los turistas. Tenemos el mural de Facebook para hacer fotografías, el centro de visitantes de Apple o el garaje restaurado en el que Hewlett y Packard fundaron HP. Otros de sus lugares emblemáticos son la avenida University, el “corazón” de Silicon Valley, que acoge la Lucky Office, un edificio que dicen, trae buena suerte a las firmas que se alojan allí, la Universidad de Stanford o el Museo Histórico de los Ordenadores.

Seúl

Para muchos, Seúl es la smart city más poderosa del mundo. Todas sus estaciones de metro cuentan con 4G y wifi. El transporte público es eléctrico, sus paradas de bus ofrecen paneles táctiles… Registra más patentes que ninguna ciudad del mundo y cuenta con tecnología como la Eunpeyong New Town. Los habitantes no necesitan contratar una conexión a internet, sino que ya viene integrada en las casas.

Es, además, la sede financiera de gigantes tecnológicos como LG o Samsung. Y un auténtico paraíso para quienes quieren hacer compras tecnológicas. Yongsan-gu es uno de los mercados más famosos del mundo por la cantidad de gadgets que los turistas pueden encontrar.

Bangalore

Entre los viajes techies, destacamos esta ciudad india a la que llaman Silicon Plateau (en referencia a Silicon Valley). Bangalore acoge a las mayores empresas tecnológicas del país y muchas sedes de las firmas digitales extranjeras.

Con nueve millones de habitantes, uno de sus encantos turísticos es la UB City, un centro comercial de lujo con más de 53.000 metros cuadrados, muy popular por las cuatro torres que lo coronan. También es conocido el barrio de Indiranagar, uno de los lugares de ocio preferidos para los trabajadores de las tecnológicas. La Sicilon City College es la universidad que forma a los geeks del mañana.

Singapur

Quiere ser el país más inteligente del mundo. Según dijo Vivian Balakrishnan, ministro de Exteriores, su propósito es que los turistas de Singapur puedan decir “He visto el futuro y funciona“. Existe una red de sensores que mide la contaminación y los niveles de tráfico. También hay edificios preparados para avisar a las autoridades si a los residentes les ocurre algún problema.

El Hospital General Changi cuenta con médicos robots. Estos androides pueden asistir a los médicos humanos e interactuar con los pacientes. Pero también realizar operaciones quirúrgicas. Podemos usar taxis autónomos que no necesitan de conductor. Pero también visitar los Gardens by the Bay, un proyecto en el que la tecnología ayuda a crear unos jardines sostenibles, con unos “árboles” capaces de regular la temperatura y recolectar el agua de la lluvia.

Londres

Los viajes techies cobran otra dimensión en Londres. El proyecto Crossrail conecta 30 estaciones a través de diez líneas de tren desarrolladas en túneles. Tech City, en East End, es una de las grandes áreas que acoge empresas y startups innovadoras y disruptivas. Candy Crush, Swype o Go Card son algunas de ellas.

La ciudad hierve con novedades tech. La red de hospitales británica ha puesto en marcha un programa piloto de inteligencia artificial para elaborar algoritmos que ayuden a diagnosticar enfermedades o elaborar tratamientos. El aeropuerto de la ciudad abrirá en 2019 una torre de control que operará de forma virtual. Y los artistas callejeros ya pueden recibir donativos con tarjetas de crédito gracias al dispositivo iZettle Reader.

Berlín

Por detrás de Londres, Berlín es la segunda ciudad europea con mayor número de startups. Es famosa por la cantidad de eventos sobre digitalización y emprendimiento que lleva a cabo. El IFA Berlin es una de las ferias más importantes. La ciudad es una de las “culpables” de que Europa haya batido en 2017 su récord en inversión tecnológica, con casi 20.000 millones de dólares, según el informe ‘Estado sobre la tecnología europea‘.

Además, los amantes de los viajes techies no pueden perderse el Museo de la Tecnología, con más de 25.000 metros cuadrados en la antigua estación Anhalter Bahnhof. En él encontramos una colección de trenes, molinos de viento y agua o un recorrido por la historia de las telecomunicaciones, el espacio o la fotografía.

Tokio

La capital de Japón es otra imprescindible de los viajes techies. Para muchos, también es la capital del mundo de los videojuegos. Empresas como Nintendo tienen allí su sede. Tokio también es conocida por el desarrollo de la robótica. Uno de los grandes atractivos turísticos es el espectáculo de cabaret en el Robot Restaurant de Kabukicho. Un extravagante show que combina a bailarinas, ninjas, dinosaurios, pandas… Después, el turista puede alojarse en uno de los famosos hoteles cápsula de la ciudad, otro emblema tecnológico.

El visitante geek también puede disfrutar de la isla artificial de Odaiba. Allí se encuentra el Museo de Ciencias Marítimas y el Museo Nacional de Ciencia Emergente e Innovación. Y para comprar souvenirs tecnológicos, nada mejor que visitar el barrio de Akihabara.

Barcelona

No tenemos que salir de nuestro país para hacer viajes techies. Barcelona es una auténtica smart city que apuesta por el desarrollo tecnológico. Tiene ordenadores por toda la ciudad para capturar niveles de ruido, analizar el tráfico urbano o incluso cuantificar el número de selfies que se toman.

Integra la tecnología en su desarrollo cultural. Es muy popular su circuito de arte electrónico y digital. Además, es la sede del Mobile World Congress, que ha sido fundamental para convertirla en la quinta hub tecnológica europea. En 2017, aglutinó más de la mitad de las inversiones en startups que se hicieron en España, con cifras de casi 500 millones de euros.

En Nobbot | Viajar es un placer y estas son las tendencias que han revolucionado el sector del transporte

Imágenes | Pixabay