Jean-François Fallacher (Orange): “La unión de Orange y MásMóvil acelerará la recuperación”

El CEO de Orange España, Jean-François Fallacher ha intervenido en la primera jornada del summit de DigitalEs, la gran cita anual del sector de la transformación digital en España.

En su intervención, y tras dedicar unas emocionadas palabras al pueblo ucraniano, recordando la labor del grupo Orange para contribuir a paliar los efectos de la guerra, Fallacher ha destacado la importancia de la innovación y las economías de escala en el futuro del sector de las telecomunicaciones.

“Vivimos en un entorno globalizado que requiere de la ambición y de la capacidad para hacer frente a competidores que se encuentran en cualquier parte del mundo. Competimos no solo con nuestros rivales directos sino también con agentes que nacieron digitales y, para hacer frente a ese nuevo entorno competitivo, resulta fundamental tener el tamaño óptimo”, ha afirmado el directivo.

Por ello, el CEO de Orange considera que es clave la operación anunciada por Orange y MásMóvil para unir sus negocios en España.

“Esta ‘joint venture’´-ha explicado- contará con la segunda red de fibra óptica ultrarrápida más extensa de España. Y, así mismo, dispondrá de una red móvil de última generación con cobertura nacional, que gestionará el mayor volumen de tráfico del mercado español”.

En total, la empresa conjunta resultante tendrá unos ingresos de alrededor de 7.500 millones de euros.

Orange y MásMóvil, complementarias

“Estamos hablando -señala Fallacher- de dos empresas muy complementarias que, con esta gran operación, podrían ganar la escala necesaria para acelerar, con su actividad, el despliegue de las redes para facilitar la modernización e industrialización del país, dos factores que resultan claves para posicionar a España como líderes en el panorama europeo de las telecomunicaciones. El resultado de la unión de ambos negocios será capaz de garantizar un ritmo inversor superior al que podrían mantener las dos empresas de manera individual”.

Orange compite fuertemente en el segmento de gama alta del mercado, especialmente con ofertas de TV premium siendo uno de los dos únicos operadores que ofrecen todo el fútbol en España. MásMóvil tiene una fuerte presencia en el segmento de bajo coste donde Orange está presente en menor medida. “Esta complementariedad entre empresas es clave en el éxito de la integración”, según el CEO de Orange España.

«Las inversiones en FTTH y 5G fortalecerán la industria española y mejorarán la calidad de las redes nacionales de telecomunicaciones en beneficio también de los consumidores y las empresas europeas»

En este punto, el directivo ha destacado el negocio B2B como otro elemento complementario de ambas compañías, ya que en este segmento Orange juega un papel muy destacado, que se ha visto reforzado gracias a los Fondos Europeos y el Kit Digital que ha reconocido a la compañía como agente digitalizador ayudar a las empresas en su proceso de transformación.

En cuanto a las infraestructuras, Orange ha realizado una fuerte inversión en despliegue de redes móviles y fijas, mientras que MásMóvil ha optado por confiar en infraestructuras de terceros operadores a través de servicios mayoristas. De hecho, Orange es su principal operador de red.

Por todas estas razones, Jean-François Fallacher considera que la nueva entidad resultante tendrá la eficiencia necesaria para abordar una expansión ambiciosa y sostenible de sus redes de FTTH y 5G”.

“De esta forma -destaca-, contribuirá a que España mantenga y continúe desarrollando unas infraestructuras de telecomunicaciones muy competitivas que permitirán situar al país a la vanguardia de la transformación digital. Las inversiones en FTTH y 5G fortalecerán la industria española y mejorarán la calidad de las redes nacionales de telecomunicaciones en beneficio también de los consumidores y las empresas europeas, en línea con los objetivos de la Comisión sobre la Década Digital”.

“Con un amplio y complementario portfolio de marcas, la “joint venture” ofrecerá propuestas competitivas y diferenciadas para responder a las necesidades de todos los segmentos de mercado, con una conectividad de gran calidad, una excelente experiencia de cliente y un amplio portfolio de servicios innovadores en el entorno digital”, afirma Fallacher.

impulso a la competencia

Según la agenda del Gobierno para la transformación digital de España, el despliegue del 5G en España requerirá hasta 5.000 millones de euros de inversión. La nueva entidad tendría la escala necesaria para acometer las inversiones necesarias en 5G y acelerar su introducción en España. En definitiva, esta unión supondrá garantizar un despliegue más rápido de la nueva tecnología móvil en todo el territorio español.

“Y todo ello -afirma el CEO de Orange España-, sin reducir la intensidad de la competencia en el mercado español de las telecomunicaciones. Un mercado que se caracteriza por un gran número de competidores con diversos modelos de negocio, tanto minoristas como mayoristas, también en el ámbito de las infraestructuras, con alcance nacional como local. Por el contrario, la competencia del mercado español, que es el más dinámico de Europa, se verá reforzada aún más a través de la creación de la empresa conjunta”.

Las inversiones que se producirán a partir de la fusión también aumentarán la competencia en el mercado de infraestructuras, donde la gran presencia de TowerCos ya elimina cualquier barrera de entrada para que los operadores de redes móviles puedan instalar sus equipos móviles sobre los elementos pasivos de red.

“La empresa conjunta entre Orange y MásMóvil dinamizará aún más la competencia, acelerando la transformación digital del país y, por tanto, la recuperación económica”, ha subrayado con rotundidad Fallacher.

inversión creciente

Según el directivo, se trata de una iniciativa valiente y necesaria, no solo para Orange y MásMóvil sino para todo el sector que, en los últimos diez años, ha perdido alrededor de un tercio de sus ingresos. Una reducción de ingresos, derivada de una concepción de la competencia basada casi exclusivamente en precios, que no se ha traducido en una contracción de la inversión.

A continuación, Jean-François Fallacher ha destacado la inversión que realiza Orange -un 20% de sus ingresos anuales- para dar respuesta a las nuevas necesidades de nuestros clientes, que se materializan en nuevos servicios, contenidos y tecnologías como 5G o XGSPON. Esa inversión también es necesaria para absorber un tráfico que crece exponencialmente por la actividad de los gigantes digitales.

Solo en Europa, los operadores de red han invertido más de 500.000 millones de euros durante los últimos diez años en el desarrollo de redes de telecomunicaciones fijas y móviles. Y ello a pesar de que el auge de estas plataformas en los últimos años no ha supuesto ningún aumento significativo en la demanda de los usuarios de servicios de telecomunicaciones, ya sea en número de suscriptores o ingresos por cliente.

«Los operadores de red han invertido más de 500.000 millones de euros durante los últimos diez años en el desarrollo de redes de telecomunicaciones fijas y móviles»

“Así pues, el círculo virtuoso de inversión y adopción de servicios de telecomunicaciones no beneficia de manera justa y proporcionada a todos los eslabones de la cadena, lo que genera graves asimetrías en los resultados”, señala el CEO de Orange España.

Un análisis de Frontier Economics ─basado en los datos de costes, tráfico y redes facilitados a la consultora por Deutsche Telekom, Orange, Telefónica y Vodafone─ apunta un coste anual del tráfico generado por las plataformas digitales de entre los 36.000 y los 40.000 millones de euros para las redes europeas. Inversión asumida en su totalidad por unos operadores sin ninguna contribución por parte de los gigantes de internet.

Una contribución que, según Axon, podría tener un efecto muy positivo para la economía y la sociedad en su conjunto. Por ejemplo, una aportación de los gigantes digitales por un valor de 30.000 millones de euros impulsaría la expansión de las redes incrementando el PIB europeo en solo cuatro años en hasta unos 100.000 millones de euros, creando más de 1,2 millones nuevos puestos de trabajo.

orange pide las Mismas reglas de juego

Mientras que se espera a un reparto justo de los costes de infraestructuras entre las grandes corporaciones usuarias de las redes y los operadores que las despliegan, estos siguen e invirtiendo para que ciudadanos, empresas y administraciones puedan seguir disfrutando de las extraordinarias ventajas que aporta la digitalización.

Ofreciendo también sus redes como escenario de pruebas de todos los nuevos avances que anuncian una nueva revolución tecnológica, como pueden ser el metaverso o blockchain.

Para que esta inversión en infraestructura sea más eficiente, el CEO de Orange España considera necesaria una regulación que, además de plantear las mismas reglas de juego para todos los actores tecnológicos, contribuya a que los operadores europeos alcancen la escala necesaria para ser competitivos en un mundo globalizado.

«Las inversiones en redes de última generación se incentivarán gracias a las economías de escala que generará la unión de Orange y MásMóvil»

“Llevamos años señalando en foros como este que la excesiva fragmentación del mercado europeo, siendo especialmente intensa en el mercado español, puede comprometer la competitividad de las empresas en un entorno globalizado y retraer las inversiones que darán forma al futuro del que hablamos en este evento. Ante esa posibilidad, la respuesta de Orange y MásMóvil ha sido unir fuerzas en una iniciativa que esperamos sea refrendada por las autoridades ya que es beneficiosa para el futuro de España y de Europa”, afirma el directivo.

Orange y MasMóvil

Hay que tener en cuenta que, solo en el mercado español, los operadores llevan invertidos 15.000 millones de euros en redes y necesitarán invertir otros 10.000 para hacer llegar las ventajas de nuestras redes de fibra y 5G a todos los rincones de la geografía, siendo 4.000 de ellos deficitarios.

Así, aunque España parte de una buena posición por la gran extensión y calidad de nuestras redes de telecomunicaciones, tanto fijas como móviles, persisten brechas digitales geográficas que, además de la necesaria aportación de los fondos europeos, requerirán de la fuerte inversión de los operadores.

Estas inversiones en redes de última generación, que se incentivarán gracias a las economías de escala que generará la unión de Orange y MásMóvil, serán claves para transformar sectores empresariales e industriales, con el fin de optimizar el rendimiento de sus negocios y así poder generar empleo.

Por todo ello, Jean-François Fallacher ha finalizado su intervención destacando el papel que jugará la tecnología para superar los importantes desafíos que plantearán los próximos años y el liderazgo que desempeñará Orange en este contexto, reforzado aún más con la ‘joint venture’ con MásMóvil, una vez haya sido aprobada por las autoridades competentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.