El regreso del megalodón: ¿qué esconden las profundidades del océano?

megalodónDurante unos instantes los científicos del Atlantic Shark Institute (ASI) creyeron ver en el sónar lo que parecía un megalodón de “15 metros de largo y un peso de 40 toneladas”; sin embargo y como era de prever, la imagen era de un banco de peces.

Es habitual que los grandes bancos de peces formen cardúmenes con ejemplares de su misma especie para simular ante los depredadores que son un animal de gran tamaño. Esta técnica es, sin duda, de gran utilidad dado que ha logrado confundir incluso a los científicos del Atlantic Shark Institute durante un reciente viaje de investigación de tiburones.

¿Es un megalodón?

La legendaria y extinta criatura sigue generando terror tres millones de años después de su desaparición. El equipo de científicos sintió auténtico pavor al observar en su sonar una figura de unos 15 metros de largo y unas 40 toneladas en forma de tiburón, aunque finalmente no era para tanto.

Pensaron durante unos instantes que la bestia prehistórica había regresado, el pez más grande que nunca ha existido con dientes de 16 centímetros que se terminó extinguiendo, se cree, por la gran cantidad de alimento que requería y la gran competencia que existía en los mares.

A pesar de ello, solo unos segundos después de alertar a los investigadores, esa gran sombra comenzó a cambiar su forma, desvelando que aquella imagen que vieron en la costa de Nueva Inglaterra se trataba, en realidad, de un cardumen de caballa del Atlántico que se mantuvo cerca del barco durante unos 15 minutos.

Ante esta decepción de los científicos nos queda recordar que este animal fue el de mayor tamaño que jamás haya existido, midiendo esos 15 metros o incluso más.

A veces la talasofobia está justificada

Aunque el megalodón forme parte del pasado, hoy también existen criaturas terroríficas en las profundidades del océano y de estas si tenemos constancia real, dado que muy de vez en cuando aparecen en nuestras costas, generalmente muertas.

Si hablamos de bestias y cazadores de las profundidades debemos hablar de los cachalotes. Este mamífero marino logra sumergirse hasta los 1.000 metros de profundidad durante periodos que pueden superar los 90 minutos todo ello para buscar y cazar calamares, su principal alimento.

Pero hay un animal que es capaz de plantar cara a estos gigantes de 16 metros, el Architeuthis o calamar gigante. Conocemos hasta 8 especies y algunas de ellas incluso se pescan para consumo dado que no superan los 2 metros de largo. Sin embargo, los ejemplares más grandes son realmente monstruosos. A 1.000 metros de profundidad es donde vive la especie más grande conocida y la que le planta cara a los cachalotes, el Mesonychoteuthis Hamiltoni o calamar colosal.

calamar colosal

Se trata de una especie que a pesar de que no disponemos de muchos datos sobre ella, se cree que supera los 15 metros de largo. Varios registros de finales del siglo XIX confirmaron haber encontrado un ejemplar de más de 20 metros y casi 300 kilos de peso, sin embargo, en la actualidad no existen pruebas de ejemplares tan grandes.

Quizás el megalodón ya no esté en nuestros océanos pero, como venos, siguen existiendo criaturas que inspiraron mitos y leyendas entre nuestros antepasados, como la del Kraken.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.