¿Qué puestos de trabajo nos arrebatarán los robots?

¿Qué puestos de trabajo nos quitarán los robots? Pues, siendo sinceros, ni idea

La inteligencia artificial y los robots han irrumpido para revolucionar por completo el mundo en el que vivimos y uno de los aspectos que más nos inquieta es su capacidad para arrebatarnos puestos de trabajo. ¿Pero cuáles?

En este contexto de modernización y digitalización, nos echamos las manos a la cabeza pensando que, en tan solo unos años, un cacharro de metal cargado de cables y conexiones nos sustituirá en el mundo laboral, arrebatándonos nuestros puestos de trabajo. De momento, es difícil imaginarse que un robot sea capaz de desempeñar todos los trabajos que puede hacer una persona, pero esto no impide que el miedo y la incertidumbre se apodere de nosotros ¿Qué actividades están siendo amenazadas por los robots? Lo cierto es que, a la luz de la variedad de resultados que nos ofrecen diferentes estudios, es difícil hacerse una idea de cuáles son los puestos de trabajo que peligran.

robot en puestos de trabajo

puestos de trabajo que sobrevivirán…o no

En cuanto a los puestos de trabajo que tienen más probabilidades de salvarse de la robotización no existe un consenso. En la revista Muy Interesante aseguran que los servicios educativos, las profesiones relacionadas con la salud mental, los jueces, los atletas profesionales y los artistas pueden respirar más tranquilos que el resto de trabajadores. Resulta llamativo destacar que, en esta lista de profesiones que tienen menos riesgo de ser invadidas por los robots, se incluye la política. Parece que, al menos por el momento, no veremos a un robot presidiendo el Congreso de los Diputados u ofreciendo ruedas de prensa en situaciones de crisis.

Por otra parte, otro estudio de Mckinsey hace referencia, como la anterior lista, a puestos de trabajo relacionados con la educación. Pero, además, añade otros empleos como los menos amenazados por la llegada de la automatización: los dedicados a la gestión, las profesiones más especializadas o los servicios de atención médica y asistencia social. ¿Con qué lista nos quedamos?

En todo caso, hay que mantener la esperanza. En esta guerra entre el hombre o la máquina surgirán nuevas oportunidades profesionales y otros puestos de trabajo sobrevivirán sin sobresaltos a la llegada de nuestros amigos de metal. Entre los emergentes, el Foro Económico Mundial destaca profesiones como los analistas de datos, los especialistas en Inteligencia Artificial y aprendizaje de máquinas o los desarrolladores de software y aplicaciones. También vivirán una edad de oro -o mejor, de silicio- los profesionales de ventas y márketing o los especialistas en big data y transformación digital. Por otra parte, perfiles tradicionales, como como el del profesor, el psicólogo o el arquitecto seguirán sobreviviendo.

En general, y a la vista de las variopintas previsiones, capacidades como la creatividad y la percepción de las emociones son esenciales para la experiencia humana y resultan difíciles de automatizar, pero la cantidad de tiempo que invertimos en estas capacidades es sorprendentemente baja, sin embargo. Apenas un 4% de las actividades –en el caso de la economía estadounidense– requiere estas capacidades que nos diferencian de los robots. Así que quizás la mejor manera de defendernos de la irrupción robótica en el mercado laboral, sea potenciando nuestras características más humanas.

¿Y tu trabajo? ¿Lo hará un robot?

Si sientes curiosidad, o más bien preocupación por saber si el día de mañana serás sustituido por un robot, puedes encontrar la respuesta, como siempre, en internet. La página web «Will robots take my job?» nos permite conocer las posibilidades de informatización que tienen 702 ocupaciones. Sobre las estimaciones de un estudio, examinan los impactos esperados de la robotización futura en el mercado de trabajo de los Estados Unidos, con el objetivo de analizar el número de empleos en riesgo y la relación entre la probabilidad de informatización de una ocupación, los salarios y el nivel educativo.

robot

Lo único que tenemos que hacer para relajarnos o para tirarnos sin control de la cabellera es introducir en el buscador nuestra profesión. Después de unos cuantos segundos, la página nos devolverá el porcentaje de riesgo al que se enfrenta nuestra ocupación, el sueldo medio o la cantidad de personas que se dedicaban a esto en Estados Unidos en el año 2016. La suerte está echada así que, hagan sus apuestas.

el futuro de los actuales puestos de trabajo

La Fundación COTEC ha desarrollado el proyecto #MiEmpleoMiFuturo que trata de poner sobre la mesa una reflexión sobre el nuevo futuro automatizado al que nos enfrentamos y sobre la respuesta política que necesita esta nueva organización tecnológica.

El documento incluye siete puntos en los que se pide a los políticos iniciativas para que el impacto de la digitalización sobre el empleo contribuya a facilitar el trabajo y mejorar la vida de las personas, en lugar de precarizar y amenazar a la clase media, como apuntan diferentes indicadores. La robotización abre grandes oportunidades a empresas y trabajadores, pero hay que afrontar el reto de evitar la precarización del empleo para no comprometer el crecimiento económico global.

Imágenes: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *