Este páncreas artificial permite controlar la diabetes con el smartphone

Este páncreas artificial controla los niveles de azúcar en sangre a través del smartphone

Diabetes

Un equipo de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y el Inselspital- Hospital Universitario de Berna (Suiza) ha probado, por primera vez, un páncreas artificial que puede ayudar a los pacientes de diabetes de tipo 2 a gestionar de forma eficaz sus niveles de azúcar en sangre a través de su móvil.

Se trata de un pequeño dispositivo médico portátil diseñado para desempeñar la función de un páncreas sano en el control de los niveles de glucosa en sangre, y utiliza la tecnología digital para automatizar la administración de insulina.

Este sistema se instala de forma externa en el cuerpo y cuenta con tres componentes: un sensor de glucosa, un algoritmo informático para calcular la dosis de insulina y una bomba de insulina. Funciona a través de un software que el paciente puede integrar en su smartphone con el sistema operativo Android.

Este software se encarga de mandar señales a la bomba de insulina para ajustar el nivel de insulina que recibe el paciente. A su vez, el sensor de glucosa mide sus niveles de azúcar en sangre y los devuelve al móvil para realizar los pertinentes ajustes.

Un dispositivo que funciona de forma automática

Esta innovación no es nueva, ya que los investigadores de Cambridge habían desarrollado previamente otro páncreas artificial con el fin de remplazar las inyecciones de insulina en los pacientes de tipo 1. En este nuevo trabajo, han demostrado que este nuevo dispositivo sirve para ayudar tanto a los pacientes que padecen diabetes de tipo 2 como insuficiencia renal.

A diferencia del páncreas artificial que se utiliza para la diabetes de tipo 1, esta nueva versión es un sistema de bucle cerrado, esto significa que los pacientes con diabetes de tipo 2 no deben de avisar al dispositivo de que van a comer para que este ajuste la insulina, ya que funciona de forma automática.

Para comprobar su eficacia, el equipo reclutó a 26 pacientes que requerían diálisis entre octubre de 2019 y noviembre de 2020. Durante estos ensayos, los investigadores concluyeron que los niveles medios de azúcar en sangre fueron más bajos con el páncreas artificial (10,1 frente a 11,6 mmol/L). El dispositivo también redujo el tiempo que los pacientes pasaban con niveles de azúcar en sangre potencialmente peligrosos.

El equipo está probando actualmente el páncreas artificial para uso ambulatorio en personas con diabetes de tipo 2 que no necesitan diálisis y explorando el sistema en situaciones médicas complejas como los cuidados perioperatorios.

Los videojuegos y la robótica al servicio de la diabetes

Los páncreas artificiales no son la única tecnología que se ha puesto al servicio de las personas que padecen diabetes. Existen otras iniciativas que tratan de acompañar a los pacientes en este camino. Una de ellas está formada por una serie de videojuegos diseñados por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia cuyo objetivo es el de enseñar a los más pequeños los conceptos básicos sobre la gestión de la diabetes de una forma amena y divertida.

Además, el grupo Tecnodiabetes-ai2 ha trabajado también en la creación Andy, el robot humanoide con diabetes de tipo 1 cuya tarea es generar empatía en los niños y ayudarles a enfrentar la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *